Sistema preventivo

Don Bosco y María Mazzarello, con su Sistema Preventivo, realizan una aportación original a la acción educativa entre los jóvenes a través de un método educativo “que se basa plenamente en la razón, en la religión y en el amor. La actualización del Sistema Preventivo destaca cuatro prospectivas: cultural (razón), evangelizadora (religión), social (amar) y comunicativa (amor) como base del método educativo.

Razón como:

  • Ayuda a valorar la vida y las cosas con sentido crítico.
  • Descubrimiento del valor de las realidades terrenas, en su propia autonomía, valor y dignidad.
  • Capacidad para descubrir y compartir el esfuerzo humano, en el proceso de socialización y personalización.
  • Fuente de esperanza en la persona y en los valores y aspectos de la cultura actual.

Religión favorece experiencias de:

  • Respeto a las diferentes situaciones de relación entre la persona y Dios.
  • Encuentro de las personas con sus propias limitaciones y el Dios que nos ama tal como somos.
  • Acogida de la verdad, el bien y todo lo positivo que late en el corazón de toda persona.
  • Diálogo entre fe, ciencia y cultura del entorno.
  • Fe acogida, vivida y correspondida.
  • Visión de trascendencia, por encima de las realidades terrenas.
  • Propuesta de un camino personal de santidad, avalada por los testimonios que ya tenemos de jóvenes santos de nuestros centros: Santo Domingo Savio, Beata Laura Vicuña…

Amor como:

  • Acogida incondicional de las personas, viendo en las diferencias una gran riqueza.
  • Relación constructiva y rica en propuestas educativas.
  • Participación en las alegrías y en las penas del otro.
  • Capacidad de traducir en signos concretos el amor educativo: “No sólo amar a los jóvenes, sino que ellos se sientan amados”.

La experiencia educativa del Sistema Preventivo, en cada plataforma educativa, es la clave para conseguir hacer de nuestros destinatarios “honrados ciudadanos y buenos cristianos”.

error: El contenido de nuestro Portal Web está protegido